lunes, 20 de septiembre de 2010

Técnicas narrativas

(Leer este texto antes de la siguiente sesión)

Para contar lo sucedido el narrador utiliza técnicas diversas, enseguida señalamos las principales:

Punto de vista

Toda composición narrativa supone la existencia de un narrador que puede ser el autor mismo o uno creado por él. Cuando el narrador relata lo que le sucedió a él, habla en primera persona: miré, tuve un accidente, mi automóvil... Cuando el narrador relata lo que le sucedió a otro, habla en tercera persona: un anciano lloraba, él jugaba, ella venía... Teniendo en cuenta la persona desde la que se narra (yo, tú, él) y el grado de intervención y conocimiento de la acción puede establecerse el siguiente esquema:

La narración en primera persona

a. Primera persona central. Punto de vista del protagonista: "el personaje principal, en primera persona, cuenta su propia historia". Pueden coincidir el autor y el personaje, o no.

b. Primera persona periférica. Un personaje secundario: "narra en primera persona la historia del protagonista que él conoce por estar envuelto en ella".

c. Primera persona testigo. Un testigo de la acción que no participa directamente en ella, narra en primera persona los acontecimientos.

d. Segunda persona. El autor narra en segunda persona con lo que produce un apasionante desdoblamiento o un ficticio diálogo-monólogo del protagonista consigo mismo y distanciamiento del autor.

e. Tercera persona limitada. El autor (como observador) se prefiere a todos los personajes en tercera persona, pero describe sólo lo que puede ser visto o pensado por un solo personaje. No tiene un conocimiento omnisciente sino limitado, ve y presenta los hechos por medio de uno de los personajes.

f. Tercera persona omnisciente. El autor presenta a los personajes en tercera persona y describe todo lo que los personajes, ven, oyen, sienten y hechos en los que no hay presente ningún personaje, porque el autor actúa simulando que tiene conocimiento completo de todo: sentimientos de los personajes, acontecimientos, pensamientos.

g. Tercera persona observadora. El autor narra como si fuera testigo, como si contemplara los hechos, pero ciñéndose a lo que puede conocer. No puede adentrarse en el interior de los personajes.

La retrospección
Ocurre cuando el desenvolvimiento cronológico de la acción queda interrumpido por la narración de hechos pasados.

La reminiscencia
Es la restitución o presentación de un hecho pasado.

El contrapunto
Es un ir y venir del pasado al futuro, del presente al pasado. Mejor, es cuando el pasado, el presente y el futuro se funden en el pensar del personaje.

Anticipación del futuro
Cuando se transporta al lector del presente hasta el futuro.

El centro de interés
Es un personaje, un lugar, un objeto, una idea o un sentimiento, en cuyo derredor gira toda la narración.

Suspenso
Es la retardación de la acción para crear interés o ansiedad en el lector.

Técnica epistolar
La historia aparece presentada mediante una carta o una serie de cartas. La voz del autor narrador deja de oírse y en su lugar queda la del que la escribe o la de los que escriben.

Técnica dialogada
Es un aprovechamiento de la técnica dramática por el narrador: el autor desaparece y quedan los personajes dialogando. La voz del autor se oye de vez en cuando en un papel parecido al de las anotaciones del dramaturgo.

Monólogo interior o fluir de la conciencia
Es un artificio narrativo para introducir directamente al lector en la vida interior del personaje sin intervención alguna del autor del relato. El personaje habla en voz alta consigo mismo y deja que la conciencia fluya. El personaje o personajes exponen sus sentimientos íntimos, sin organización lógica tal como vienen a la mente. Los monólogos se presentan muchas veces sin pausas, sin puntos, ni comas. Es un fluir mental, una libre confesión y manifestación externa de la intimidad de su conciencia.

Enfoque narrativo múltiple
Consiste en presentar la misma acción narrada desde diferentes puntos de vista. El narrador se identifica necesariamente con cada personaje.

Un punto de vista objetivo relacionado con la técnica cinematográfica
Consiste en relatar objetivamente, tal como lo hace una cámara de video, cine o televisión. Este procedimiento permite reproducir lo real que se esconde de las cosas visibles, además de transcribir la realidad conocida, la que cada uno puede captar si se encuentra frente a ella.

Fuente: José Antonio Chávez. Introducción a la Narrativa Latinoamericana y Peruana. Arequipa: Instituto de Literatura Total, 1995, pp. 18-21.